Cuidado con las malas prácticas en el e-commerce

Aquí algunas recomendaciones para evitarlas

Imagen: Google

El comercio electrónico, sin duda alguna, brinda a las empresas beneficios sustanciales para sus negocios. Con la pandemia del COVID-19 ha crecido mucho y es en una tendencia que continuará en la era post coronavirus.

Esta modalidad tiene una serie de ventajas para las empresas, como la disminución de los costos de inversión y la facilitación de tareas. Sin embargo, la aparente sencillez para poner una tienda online ha generado algunas malas prácticas que se deben evitar a toda costa, ya que pueden ocasionar reducción en el volumen de ventas y, lo que es más delicado, dañar la imagen de la tienda.

Las malas prácticas en el e-commerce suelen presentarse en la experiencia de los usuarios del sitio, la logística de los envíos y los anuncios mal estructurados.

La primera recomendación a las empresas a la hora de incursionar en el comercio electrónico y/o mantenerse en el mismo es no buscar la persona idónea para optimizar un sitio web.

Una falla en la logística es no presentar a los clientes los costos de envío o el desglose del IVA que conllevan la compra, en lo que el comprador se entera de esto cuando está realizando la transacción. Esta mala experiencia ocasiona que el consumidor se dirija a otros y adquiera productos y servicios de la competencia.

Otro error es no ofrecer el servicio de envío a cualquier sitio tanto en una localidad como el resto del mundo. El e-commerce surgió dentro de la realidad de la globalización, lo cual hace importante que la tienda sea igual de amplia.

Las empresas, además, deben cuidar sus estrategias de atención al cliente, anteponiendo la calidad a la búsqueda de un mayor número de seguidores en la web que a la final pueden dejar de comprar porque no recibieron un buen servicio.

El comercio online implica una interacción entre compañías y los consumidores, por lo que las primeras deben estar siempre abiertas a las críticas y en el caso de ser negativas contestarlas con soluciones satisfactorias para los clientes. En ese sentido, las empresas deben ser tolerantes con las opiniones de los usuarios.

Otras malas prácticas que deben quedar totalmente desterradas es el del spam, caer en discusiones a provocaciones sin fundamento y descuidar el tono hostil y el trato poco amigable con los usuarios.

Asimismo, las empresas deben evitar la compra de opiniones positivas a cambio de productos. Lo correcto es ganarse los comentarios con acciones positivas y calidad.

Alimentación Balanceada C.A. empresa matriz de PuroLomo

Alimentación Balanceada C.A. empresa matriz de PuroLomo