Empresas, a no bajar la guardia ante la pandemia

Image for post
Image for post
Fotografía: Google

Desde que apareció en diciembre del año pasado apareció en Wuhan, China, el coronavirus ha demostrado ser resistente y extensivo en su propagación, lo cual implica cada día nuevos riesgos y formas para afrontarlos.

En el caso de las empresas, las guías y manuales para prevenir y atajar el contagio -entre su personal, proveedores y clientes- deben ser cambiadas constantemente de acuerdo con las instrucciones de las autoridades sanitarias internacionales, nacionales, regionales y locales.

En este sentido, las nuevas y más recientes medidas a implementadas por las compañías son la realización de chequeos diarios de salud a los empleados, así como llevar adelante la evaluación y actualización de los riesgos existentes y los que se vayan presentando en el lugar de trabajo.

Otra medida es establecer un cuadro descriptivo de los controles de ingeniería, administrativos y equipos de control personal que los empleadores puedan usar para ayudar a prevenir la propagación del COVID-19 en las oficinas u otras instalaciones.

También se mantienen las disposiciones establecidas cuando comenzó la pandemia, como el lavado frecuente de manos con agua y jabón y secado con toallas desechables de papel o en su defecto gel desinfectante.

Igualmente siguen las directrices de desinfectar las áreas con los productos antisépticos adecuados, la ventilación del edificio, el fomento del uso adecuado de la mascarilla, el saludo con el codo o un gesto distante y el distanciamiento social de 1,5 metros entre las personas. El empleo de guantes solo es necesario si el trabajo involucra la manipulación y contacto con elementos que pueden estar contaminados con el virus.

La comunicación de información a los empleados, clientes y proveedores sobre las implicaciones riesgosas del virus es indispensable.

Los riesgos de contraer COVID-19 no se pueden tomar a la ligera y, por ello, las empresas deben estar continuamente en vigilancia activa y dispuestas a adoptar de inmediato los cambios que sean necesarios.

Actualmente, muchas empresas -excepto las de actividades esenciales como salud y alimentos- no están operativas y tienen cerrada provisionalmente sus instalaciones. Esta situación no implica que descuide el diseño del plan de acción frente a la emergencia sanitaria.

De hecho, se debe mantener informados a los empleados, tanto aquellos que teletrabajan desde casa, como los confinados por la cuarentena y cuya función es presencial- sobre el mencionado plan y los cambios que se le hagan.

De esta forma, la compañía estará preparada y lista para cuando las autoridades de salud decreten el reinicio de las actividades. Por ahora, no deben bajar la guardia.

Written by

Alimentación Balanceada C.A. empresa matriz de PuroLomo

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store