Los cerdos tienen sueños y les gusta los videojuegos

Image for post
Image for post

El expresidente de Estados Unidos, Harry Truman, declaró en una ocasión: “No se debe permitir a ningún hombre ser Presidente, si no comprende a los cerdos.” Y, efectivamente, la mayoría de las personas conocen muy poco sobre estos fascinantes animales.

El portal Animanaturalis.org (https://www.animanaturalis.org/p/1127/lo-que-no-conoces-sobre-los-cerdos) afirma que los cerdos son animales curiosos e intuitivos, y se cree que tienen una inteligencia mayor a la de un niño humano promedio de tres años de edad. Son más inteligentes que los perros y tan amigables, leales y cariñosos como ellos. Cuando viven en un entorno natural, son animales muy sociables, juguetones y protectores.

Como si estas características antes mencionadas no son suficientemente sorprendentes, el portal añade que estos animales son capaces de tener sueños, reconocer sus nombres, disfrutan oír música, juegan con balones de fútbol y les gusta recibir masajes.

El site refiere que el profesor Stanley Curtis, de la Universidad de Pennsylvania, descubrió que, además, estos animales son capaces de jugar videojuegos con controles de palancas, incluso, mejor que algunos primates. “Son capaces de una representación abstracta y de mantener un icono en la mente y recordarlo en una fecha posterior”, señala el académico.

Los cerdos también llevan vidas sociales complejas, solo observadas en primates y aprenden unos de otros en maneras previamente observadas exclusivamente entre los primates. Se comunican constantemente unos con otros. El site indica que las investigaciones han identificado más de 20 tipos de gruñidos, gemidos y chillidos de estos animales para distintas situaciones, desde galantear a sus parejas, hasta expresar, “¡Tengo hambre!”.

Además, los cerdos parecen tener un buen sentido de orientación, y son capaces de encontrar su camino a casa a través de grandes distancias. Los adultos pueden correr a velocidades mayores a 17,2 kilómetros por hora, según el portal.

También los cerdos son capaces de perdonar. “El autor noruego Bergljot Borresen escribe sobre un granjero en las montañas que maltrataba a su cerdo. El animal atoró sus quijadas en su muslo, pero no lo mordió”, refiere el portal.

Written by

Alimentación Balanceada C.A. empresa matriz de PuroLomo

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store